El carcinoma de vejiga es la neoplasia maligna más frecuente del aparato urinario.

Existen diferentes categorías de tumores vesicales:

  • Tumores papilares TaT1 (cáncer de vejiga sin invasión muscular)
  • Tumores de las vías urinarias superiores
  • Carcinoma in situ (CIS)
  • Tumores vesicales con invasión muscular.

Se conocen muchas causas del desarrollo de tumores vesicales. Las aminas aromáticas fueron los primeros en ser descubiertos. Entre los grupos de riesgo figuran los trabajadores de las siguientes industrias: impresión, procesamiento del hierro y aluminio, pintura industrial y fabricación de gas y alquitrán. Otro factor de riesgo destacado es el tabaquismo, que triplica el riesgo de padecer un cáncer de vejiga, provocando una mayor mortalidad por cáncer de vejiga durante el seguimiento a largo plazo.

CÁNCER DE VEJIGA, ENFERMEDADES DE LA VEJIGA

Diagnóstico

La hematuria o sangre en orina es el hallazgo más frecuente en los tumores vesicales TaT1. Los tumores TaT1 no causan dolor vesical y rara vez cursan con irritación vesical, disuria o tenesmo vesical. En los pacientes que manifiestan estos síntomas hay que sospechar un CIS.

La ecografía transabdominal se utiliza como método inicial, posibilita la caracterización de masas renales, la detección de hidronefrosis y la visualización de defectos de llenado en la vejiga. También se utiliza la urografía intravenosa (UIV) y la urografía por tomografía computarizada (TC), para detectar defectos de llenado en los cálices, la pelvis renal y los uréteres, así como hidronefrosis.

La citología de orina positiva puede indicar la presencia de un tumor urotelial en algún lugar del aparato urinario, desde el cáliz hasta la vejiga y la porción proximal de la uretra pasando por los uréteres. Resulta útil cuando existe una neoplasia maligna de alto grado o CIS.

El diagnóstico del cáncer de vejiga depende en último término de la exploración cistoscópica de la vejiga y del examen histológico del tejido resecado.

Tratamiento

El tratamiento consiste en la Resección transuretral de los tumores vesicales: el objetivo de la RTU en los tumores vesicales consiste en establecer el diagnóstico correcto y en extirpar todas las lesiones visibles. Se realizan biopsias del urotelio de aspecto normal y biopsias de la mucosa de aspecto anormal cuando la citología es positiva o cuando el tumor exofítico no tiene aspecto papilar.

En algunos casos se necesita tratamiento con tratamiento adyuvante vesical según el riesgo de recidiva o progresión del tumor. En los casos de tumores de vejiga infiltrantes según el estadío se realiza una cistectomía radical.

PODEMOS AYUDARTE, CONTACTA CON NOSOTROS.

PIDE CITA